Antecedentes de La Técnica de Rorschach

Lo que hoy en día se conoce como la técnica de Rorschach fue presentado formalmente al mundo em 1921 con la publicación de la monografía Psicodiagnóstico, de Hermann Rorschach. En este notable trabajo, escrito em alemán, el psiquiatra suizo de 37 años de edad incluyó sus manchas de tinta seleccionadas, sus hallazgos clínicos y las bases teóricas de sua investigaciones. Tan penetrante y de tan profundo alcance fue el insight de Rorschach que, en su mayor parte, los conceptos originales presentados en este pequeño volumen todavía se hallan en uso, como asimismo los diez patrones ligeramente asimétricos que actualmente son parte del equipo estándard de todos los psicólogos clínicos. La serie final de láminas de Rorschach, estandarizada sobre la base de la población de un hospital en el que trabajaba como psiquiatra jefe, fue el resultado de diez años de investigaciones y exploraciones personales incansables. Las diez láminas fueron seleccionadas entre miles de manchas de ensayo. Anteriormente, muchos psicólogos se habían sentido fascinados por las manchas de tinta y se empeñaron en investigaciones propias sobre el significado de las respuestas de individuos al estímulo. El "test" de Rorschach fue la culmiación de más de veinte años de experimentación con manchas de tinta en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, la mayor parte de la investigación previa y contemporánea a la suya consideraba el uso de manchas de tinta como un método para estudiar la imaginación visual a través del análisis del contenido de las respuestas del sujeto. Es un testimonio del genio de Rorschach que él fuera capaz de ir más allá de este uso limitado y de postular que, además del contenido, una consideración de los aspectos formales y estructurales de las reacciones de un sujeto ante formas fortuitas podía revelar la personalidad básica de ese sujeto.

El Registro Crece

Hermann Rorschach nació en Zürich, Suiza, el 8 de noviembre de 1884. Cuando se graduó de médico, en 1910, una buena parte del trabajo preliminar con manchas de tinta ya había sido publicado. Su propio interés en este campo se desarrolló en 1911 y durante el transcurso de su corta vida éste fue su mayor interés. Su trabajo en hospitales psiquiátricos le brindó amplias oportunidades para explorar y ensayar. El enfoque psicológico propio de Rorschach se hallaba cimentado en una idea global de la personalidad y la interrelación de sus aspectos. Esto se evidenció en Psychodiagnostik, donde las respuestas de un sujeto a las manchas, juzgadas de acuerdo con categorías formales, proporcionaron la base para lo que Rorschach consideraba un método objetivo de diagnóstico de la personalidad total. Rorschach fue el primero en desarrollar un método practicable (a veces llamado "taquigráfico") para manejar el complejo patrón de respuestas. La primera monografía que Rorscahch publicó fue también la última que apareció durante su vida. Rorschach falleció el 2 de abril de 1922. Se hallaba trabajando en algunas ampliaciones y diferenciaciones de la técnica, cuyos resultados fueron publicados en un trabajo póstumo preparado por Emil Oberholzer, un colaborador de Rorschach. En 1924, apareció la primera publicacón sobre el método de Rorschach, en inglés. Se trataba de una traducción del trabajo de Rorschach y Oberholzer que presentaba un análisis completo de un protocolo de Rorschach y demostraba la tarea de clasificación e interpretación del rorschachista. Poco tiempo después David Levy, que se había formado con Oberholzer, introdujo el método de Rorschach en los Estados Unidos. Samuel Beck, influido por Levy, también estudió con Oberholzer y se convietió en el primer psicólogo norteamericano que publicó material sobre el método. Hertz le siguió poco después, explorando los aspectos metodológicos del Rorschach. Durante este primer período de desarrollo los pioneros del Rorschach se encontraron con una resistencia obstinada, particularmente en los Estados Unidos. Los psiquiatras, que habrían dado la bienvenida a un método que pudiera brindarles una comprensión más completa y objetiva de sus paciente, fueron disuadidos por engorroso método de clasificación y tabulación de la técnida de Rorschach; les intimidó aún más el hecho de que era casi imposible descubrir cómo un intérprete de Rorschach llegaba a sus hallazgos. Los psicólogos, por otra parte - tanto los académicos como también los psicomentristas -, dudaban del valor científico de un método que parecía operar de una manera más bien subjetiva y no controlada en forma experimental. No obstante, a medida que la comprensión de la técnica de Rorschach creció en extensión, sus seguidores crecieron en número. Su trabajo no fue solamente el de administrar y refinar el método, sino también de educar al público y de relaciones públicas. Así, desde 1934, Bruno Klopfer procuró promover las ideas y la técnica del método de Rorschach a través de gupos de estudios, de cursos y de conferencias de divulgación. Asimismo se interesó en el refinamiento de la técnica de clasificación. Junto con otros colaboradores ayudó a fundar y editar el Rorschach Research Exchange que apareció en 1936. Tres años más tarde se organizó el Rorschach Institue como centro de estudio y aclaración para la investigación y como centro de formación. El éxito de la técnica de las manchas de tinta estimuló el desarrollo de todo el campo de las técnicas proyetivas; cada instrumento, a su vez, acentuaba aspectos especiales de la organización del carácter y de la estructura de la personalidad. Como testimonio del creciente interés y de la expansión de la investigación relativa a todos los tests proyectivos, en 1948 el Rorschach Institute se convietió en la Society for Projective Techniques. Su publicación, ahora denominada Journal of Projective Techniques, difunde material no sólo sobre el Rorschach sino sobre otras técnicas proyectivas, como el Test de Apercepción Temática (TAT).

La Técnica de Rorschach

Hasta la fecha, la aplicación más amplia del Rorschach se realiza en el campo de la salud mental, en instituciones públicas, privadas y en la práctica clínica. Sin embargo, continúan surgiendo nuevas posibilidades para el Rorschach. La Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, con sus apremiantes demandas de métodos para la selección de personal, estimuló el desarrollo de técnicas grupales para la administración del Rorschach. De éstas, la más conocida es la ideada por Molly Harrower-Erickson. En la técnica de Harrower-Erickson, los sujetos escriben sus respuestas a las manchas proyectadas por diapositivas. También se ha desarrollado un sistema de respuestas por selección múltiple. Actualmente se administra el Rorschach en grupo sólo en el ejército sino también en la industria, en hospitales y en clínicas. Muchas áreas de investigación han recibido el estímulo y la ayuda de la técnica de Rorschach. Ha enriquecido estudios sobre aspectos evolutivos de la percepción, ha ampliado el conocimiento del funcionamiento mental, ha mejorado el análisis de la conducta en situaciones de stress. Ha contribuido a la comprensión de desviaciones de la personalidad tan variadas como la delincuencia juvenil, el alcoholismo, la tartamudez y la esquizofrenia. El Rorschach ha logrado un lugar significativo dentro del trabajo de la clínica infantil. Fue capaz de iluminar custiones relativas a la efectividad de la psicoterapia. Ha estimulado un nuevo enfoque en el estudio de las interrelaciones entre la cultura y la personalidad. En el presente se advierte que los hallazgos basados en el Rorscach puedem contribuir al desarrollo y refinamiento de las teorías de la personalidad tanto como estas teorías han contribuido al desarrollo de hipótesis en el Rorschach. Un testimonio del valor que el Rorschach posee actualmente puede verse en el hecho de que en la mayoría de los países, en los cinco continentes, hay profesionales en este campo que se mantienen en constante comunicación por medio de organizaciones nacionales e internacionales. Internacionamente, el Rorschach es el método predominatemente utilizado en el campo de las técnicas proyectivas.

- B. Klopfer y H.Davidson, TÉCNICA DEL RORSCHACH, Editorial Paidós, Buenos Aires, 1969